Cobardes con Causa

1 septiembre, 2016 Como la vida misma Por: mango

 

 

La cualidad más importante del ser humano es la valentía.

TODO empieza a partir de echarle Valor  a la existencia …. lo contrario de ser una medusa que flota en el océano del “que dirán” o del  “me da miedo”.

La foto del Asana (Postura) en este post, soy servidora deleitandose en Virasana, lo cual significa la postura del héroe en Sánscrito. Sin meternos en enseñanzas esotéricas para iniciados que ni quiero ni puedo divulgar en el marco de este blog, si os diré que activa el tercer Cakra, Manipura, sede del sentido del honor, de la capacidad de guiar otros humanos, del deber entendido como Dharma, missión. El Çakra de los valientes, y vivir desde ese lugar, es algo que se aprende y se trabaja.

Una de los muchos empalagosos tópicos de la subcultura New Age que padecemos, es que lo principal, el sentimiento más valioso y poderoso es el Amor … l’important c’est d’aimer, nos machacan con mil frasecitas a cual mas cursi y ejemplos melifluos hasta la saciedad.

Eso que llaman amor en la mayoría  de los casos es pura transacción comercial: si me das lo que necesito, si te comportas como quiero hagas, a cambio te diré lo maravillos@ que eres y  lameré tus heridas, “si tu me das yo también te doy”  que tristeza ….

El verdadero Amor se deriva siempre del valor.

Para poder amar, hay que ser sumamente valiente, estar dispuesto a darlo todo a cambio de nada, y hasta con las lágrimas corriéndote por el rostro (la sangre a veces … según la fuerza del batacazo …) murmurar dulcemente “Gracias  a la Vida”.

Esa entrega absoluta, por contradictorio que pueda resultar para nuestras mentes cartesianas, es la que luego nos permite una sanación completa, pasar pagina, iniciar otro capitulo de esta vida mágica y repleta de sorpresas ….

Solo la entrega total permite la retirada vital.

“Más porque eres tibio, y no frio ni herviente, yo te vomitaré de mi boca”

Apocalipsis 3:16

No es el objeto de este post entrar en disquisiciones teológicas, acerca de la existencia o no existencia de Cristo. Lo innegable, es  La Biblia sigue destilando perlas que funcionan perfectamente bajo cualquier latitud, en cualquier época…..

Vivimos rodeados de “tibios”, personas que no se atreven a plantaarle cara a sus vidas, y por ello están sufriendo, de forma terrible y no pueden hacer otra cosa que transmitir este sufrimiento a su alrededor.

Ser lo que pensamos, actuar siguiendo nuestros valores es pura embriaguez. Hacerlo con arrojo y/o total desapego …frio/hirviente… nunca tibio, es fuente del mayor subidón posible. Os recomiendo encarecidamente uséis y abuséis de él, a destajo.

Por supuesto nadie conseguimos tamaño coherencia al 100% las 24 h del día, pero todos somos conscientes de cuando la línea divisoria se traza por cobardía, o porque realmente lo has dado todo y necesitas un respiro.

Y es de esa valentía, es de donde nace el Amor. El verdadero amor, que siempre empieza por unos mismo. y rebosa desde lo más hondo de nuestro ser sublimando todo lo que nos rodea. Sin una muy alta autoestima , resulta del todo imposible amar a los demás pues simplemente estamos buscando, y hasta comprando su reconocimiento. Cual caballo mendingando un azucarillo iremos hacia quien apacigüe, aunque sea de forma momentánea, esa terrible desazón que provoca el no conocerse, el no aceptarse, y el no amarse. Y es del todo imposible tener una alta autoestima si no nos atrevemos a ser quien realmente sabemos somos. Así de sencillo.

¿Miedo ¿ por supuesto …por los 4 costados, en los cielos y en la tierra, tremendo pavor.

Otra cosa es dejarse paralizar por él …. ser valiente no significa no tener miedo, sino no dejarse amedrentar.

Vivimos en una sociedad en la cual el arquetipo del miedo, del terror se ha expandido de forma exponencial, la mayor paranoia actual, el terrorismo, esta siendo utilizada para amordazarnos todavía más,  y no es ninguna casualidad: el reinado del terror… aterroriza y vencerás ….

El miedo nos priva de nos cualidad de humanos, transformándonos en cómplices de los desalmados que se están cargando el planeta: nos convierte en mercenarios de dicho ejercito.

Y si flaqueamos, como a todos nos ocurre de vez en cuando, en cambio de fustigarse que esa caída aumente nuestra  compasión, hacia nosotros, hacia los demás. La verdadera compasión, que no tiene el menor parecido con la lástima, otro sentimiento utilizado por la bienpensante burguesía. La verdadera compasión requiere mucho valor y desapego, fuego y hielo, y una de las más dramáticas consecuencias de la cobardía es que nos despoja de ella.

El cerebro es un magnifico sirviente pero hemos dejado se transforme en nuestro amo y señor, cuando es una mera herramienta más de las que disponemos, que no la suprema, y  ha engendrado ese ejercito de “cobardes con causa” personas que  razonan con toda la lógica del mundo por qué no hacen tal y tal cosa cuando el único motivo es por que les aterroriza hacerlo. Punto. Ignorando el Pepito Grillo que a poco que le demos cancha siempre se manifiesta …..

Te propongo un ejercicio para terminar este post, que te acercará a la resistencia y te alejará del ejercito de los cobardes con causa.

Hoy, con plena conciencia, hay algo que te suponga sobreponerte a un miedo cualquiera. No tiene por qué ser un acto espectacular, puede perfectamente ser algo que tu sólo percibas y apenas se aprecie desde el exterior. Tu eres quien sabe con precisión el significado que reviste y eso es lo único que importa.

Comprueba como te sientes luego …. y decide si quieres sentirte así mucho más a menudo.

Ya conoces el camino de la vuelta al hogar. Si luego lo compartes con nosotros ,y nos lo cuentas en este blog , me harás inmensamente feliz J

Hare Aum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.